Garam Masala

Es una de las combinaciones de masalas más usada para preparar los platos hindúes. Garam masala es una mezcla de especias cuyo origen es el norte de la India, pero que se expandió por toda la India y fue adoptando distintas variaciones, por lo que cada región y cada casa tiene su propia versión de Garam Masala. Se utilizan para platos de entrantes, carne y vegetales. El sabor es muy intenso, por eso hay que tener cuidado con la cantidad.

 

Dentro de las variedades de Garam Masala hay tres que a mi me gustan usar para mis platos. Aquí os explico como hacerlas en casa. 
 

 

 

1. En la primera, se usan las especias enteras. Se añaden al comienzo de la elaboración de los platos. Es simplemente echar las especias enteras en el aceite caliente para que desprendan todo su aroma, y después se añade el resto de los ingredientes de la receta. Hay que tener mucho cuidado para que el aceite no esté muy caliente ya que se tuestan y dan un sabor muy fuerte. Las especias que utilizo para este paso son:

  • Tres/cuatro cardamomos verdes
  • Una rama de canela Una hoja de laurel
  • Tres/cuatro clavos

2. La segunda es la receta más básica de garam masala y la que más suele usar. En este caso ponemos todas las especias en el vaso de robot de cocina y las molemos hasta reducirlas a polvo. Después guardamos la mezcla en un recipiente hermético y podemos utilizarla durante dos meses. Las especias que suelo utilizar son:

  • Tres hojas de laurel ( preferible laurel indio)
  • 6/8 ramas de canela 
  • Dos cucharadas soperas de cardamomo verde
  • Una cucharada sopera de clavo
  • Media cucharada sopera de pimienta negra

 

3. La tercera versión se llama Shahi garam masala. Esta garam masala se suele emplear para los platos de arroz, como biryani, y en algunos platos de carne. Tiene un sabor muy fuerte, por eso conviene usarla con moderación. El proceso de la preparación es igual que el anterior. Las especias que suelo utilizar para preparar shahi garam masala son:

  • Tres hojas de laurel 6/8 ramas de canela
  • Dos cucharadas soperas de cardamomo verde
  • Una cucharada sopera de clavo
  • Una cucharada sopera de pimienta negra
  • Un cardamomo negro
  • Una pequeña nuez moscada