Moong Dal

Son pequeñas judías verdes secas, que cuando se le quita la piel son amarillas por dentro. Tienen una textura delicada y sabor suave. Por eso, también se utilizan para platos dulces. No necesita estar en remojo para ser cocinadas, pero hay que tostarlas ligeramente en una sartén antes de ser cocinadas para potenciar su sabor y aroma. “Khichdi” (lentejas con arroz), el plato estrella para los vegetarianos, se prepara con Moong Dal. Las judías “Moong” enteras con piel se pueden dejar germinar y luego usarlas en las ensaladas.