Receta Samosas de carne
Receta Samosas de carne
Receta Samosas de carne
Receta Samosas de carne
Compartir:

La samosa es un aperitivo de forma triangular muy popular en toda la cocina asiática. En la India se vende habitualmente en los puestos callejeros, y por eso no es muy común prepararla en casa; pero los que vivimos fuera intentamos recrear este aperitivo cuando nos juntamos con los nuestros un fin de semana o en las fiestas tradicionales. El relleno puede ser de carne o de vegetales, tales como patatas, coliflor, lentejas o incluso de queso. Normalmente, si el relleno es de carne, se suele utilizar masa tipo pasta filo. Para las samosas vegetales la masa se elabora con harina, aceite/ghee y agua; es más gruesa (os daré la receta en el próximo post).

Ingredientes
  1. Un paquete de pasta filo
  2. 250 gr. de carne picada
  3. Una cebolla mediana cortada en trozos pequeños
  4. Dos cucharadas soperas de cilantro fresco bien picado
  5. Una cucharadita de cúrcuma
  6. Una cucharadita y media de garam masala
  7. Una cucharadita de jengibre rallado o pasta de jengibre
  8. Una cucharada sopera de harina
  9. Sal al gusto
Elaboración

Preparación del relleno

  • En una sartén calentamos el aceite. Echamos la carne picada y añadimos la cúrcuma, garam masala, jengibre y la sal.
  • Freímos unos minutos la carne y añadimos un poquito de agua (como media taza). Cocinamos la carne a fuego medio.
  • Cuando el agua ya se ha absorbido, añadimos la cebolla cortada y el cilantro. Freímos  unos cuantos minutos hasta que la cebolla se quede transparente.
  • Echamos la harina en esta mezcla y freímos un minuto más. La harina ayuda ligar la mezcla del relleno y así será más fácil a la hora de rellenar.

Preparación de samosas con el relleno

  • Extendemos una lámina de pasta filo y la cortamos longitudinalmente en tiras de unos 6-7cm de ancho. De cada lámina normalmente salen tres tiras.
  • En un cuenco mezclamos un poquito de harina con agua para formar una pasta. Esta mezcla nos servirá como un pegamento para sellar la masa.
  • Colocamos una tira en la encimera. Cogemos una esquina y la doblamos para formar un cucurucho (como la foto de los pasos). Con una cuchara ponemos el relleno dentro y lo empujamos hacia dentro. Enrollamos el resto de tira hasta formar un triángulo (ver la foto). Cuando lleguemos al final de la tira, cogemos con el dedo el pegamento de harina que hemos preparado antes y pintamos los bordes de la tira y la sellamos bien.
  • Cuando tengamos todas las samosas montadas, las ponemos a freír a fuego medio-alto en abundante aceite hasta que se doren por ambos lados.
  • Las retiramos a una bandeja con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite y las servimos calientes con chutney de tomate o raita (salsa de yogur).

 



Ingredientes

Ingredientes

Freír la carne con especias

Freír la carne con especias

Añadir agua y cocinar

Añadir agua y cocinar

Añadir la cebolla y cilantro fresco

Añadir la cebolla y cilantro fresco

Añadir la harina

Añadir la harina

El relleno

El relleno

Mezclar la harina con agua para sellar la masa

Mezclar la harina con agua para sellar la masa

Cortar la lámina en tres tiras

Cortar la lámina en tres tiras

Primer paso para formar el cucurucho

Primer paso para formar el cucurucho

Paso 2

paso 2

Paso 3

Paso 3

Paso 4

Paso 4

Paso 5

Paso 5

Paso 6

Paso 6

Paso 7

Paso 7

Paso 8

Paso 8

Paso 9

Paso 9

Paso 10

Paso 10

Paso 11

Paso 11

Paso 12

Paso 12

Trucos y consejos
  • La pasta filo que he usado se vende en la sección de congelados de las tiendas hindúes donde venden las especias. Yo la uso, porque es mucho más elástica y gruesa que la pasta filo de los supermercados habituales. Al ser tan elástica es fácil de manejar a la hora de hacer los triángulos.
  • Si uso la pasta filo de los supermercados, como es tan fina, yo pongo tres tiras, una encima de la otra y hago un triángulo. De esta manera cuando los frio no se me rompen tan fácilmente. También los tengo que sellar muy bien con el “pagamento de harina”.
  • La pasta filo se reseca muy fácilmente si la dejamos sin tapar. Por eso, mientras voy haciendo los triángulos, yo los voy poniendo en un plato y  lo cubro con un trapo húmedo.
  • Si utilizáis la pasta filo habitual del supermercado, las podéis congelar. Las colocamos separadas en un plato y las metemos en el congelador durante una hora. Después las vamos a sacar del congelador y las guardamos en una bolsa de plástico de congelar tipo Zip. Volvemos a meterlas en el congelador y las podemos consumir durante un mes. Cuando las vamos a consumir, las sacamos del congelador y las dejamos unos diez minutos a temperatura ambiente. Después las freímos.
  • También las podéis hornear en vez de freír.