Té curativo
Té curativo
Compartir:

Os traigo una receta de té con poder curativo. Para mi es casi milagrosa. Cuando noto que la garganta me está dando señales de que voy a pillar un catarro o resfriado en breve, empiezo a tomar este té una vez al día y hasta ahora no me ha fallado. Incluso para la tos me funciona de maravilla. Lo preparo hasta para mis hijos cuando ya los veo cargados de tos e irritaciones de garganta. Al  principio se negaban a tomarlo, pero ya se han acostumbrado y saben que les va a curar. Eso sí, lo preparo con poca cantidad de té y añado un poco más cantidad de miel para endulzarlo.


Para preparar este té necesitamos jengibre, clavos y romero. Si encontráis romero fresco mejor, si no, romero seco de bote también funciona. Sale bastante potente de sabor. Lo que podéis hacer es empezar con poca cantidad de clavo y jengibre hasta que os vayáis acostumbrando a este sabor fuerte (pero esto es lo que lo hace curativo). También podéis suavizar el sabor añadiendo un poquito de leche.

Ingredientes

1. 200 ml de agua
2. Un trozo de jengibre de 2cm de grosor aproximadamente
3. Seis-siete clavos
4. Una ramita de romero o una cucharadita de romero seco
5. Una cucharadita de té o una bolsita de té
6. Miel para endulzar

Elaboración
  • Ponemos un cazo con el agua al fuego.
  • Mientras se calienta el agua machacamos el trozo de jengibre en un mortero.
  • Cuando el agua esta caliente añadimos el jengibre machacado, los clavos y el romero. Dejamos hervir todo junto durante dos-tres minutos para que suelte todo el jugo.
  • Añadimos el té y lo dejamos un minuto. Colamos en una taza y añadimos la miel.


Ponemos un cazo con agua

Ponemos un cazo con agua

Añadimos jengibre machacado

Añadimos jengibre machacado

Añadimos clavos y romero

Añadimos clavos y romero

Añadimos el té

Añadimos el té