Go Back
Tamarind Chutney (Imli Chutney)

Chutney de Tamarindo (Salsa de tamarindo al estilo hindú)

Tiempo de preparación 40 min
Tiempo de cocción 15 min
Tiempo total 55 min
Cocina India
Calorías 250 kcal

Ingredientes
  

  • 100g de tamarindo sin semillas
  • 100g panela
  • 50g azúcar
  • Dos cucharadas soperas de aceite
  • Una cucharadita de jengibre en polvo
  • Media cucharadita de sal negra Himalaya
  • Una cucharadita de guindilla roja en polvo
  • Una cucharadita y media de comino en grano
  • Una cucharadita de semillas de hinojo
  • Sal al gusto

Elaboración paso a paso
 

  • Partimos en pequeños trozos la panela y el tamarindo.
  • Ponemos una olla con 600ml (aprox.) de agua al fuego. Añadimos el tamarindo y lo hervimos durante 5-6 minutos. Lo dejamos reposar media hora, después lo colamos en un colador para extraer toda la pulpa.
  • En una sartén ponemos una cucharadita de comino en grano y semillas de hinojo a fuego medio. Las tostamos ligeramente y las dejamos a enfriar. En un mortero las trituramos hasta convertirlas en polvo y reservamos.
  • En un recipiente calentamos el aceite a fuego medio-alto. Añadimos media cucharadita de comino en grano y cuando empiecen a crepitar agregamos la pulpa de tamarindo. Si os queda muy densa podéis añadir un poco de agua para ajustar la textura de salsa.
  • Dejamos que hierva unos minutos y añadimos la panela, sal, sal negra Himalaya, jengibre en polvo, guindilla roja en polvo y la mezcla que hemos preparado en el mortero. Mezclamos todo y dejamos cocer a fuego suave hasta que la panela quede completamente diluida.
  • En este momento agregamos el azúcar y dejamos cocer unos dos o tres minutos más.
  • Lo dejamos a enfriar completamente y guardar en un tarro de cristal previamente esterilizada bien hermética. Se puede guardar dentro de la nevera durante meses.
  • Podemos acompañar con cualquier aperitivo como Samosa, Pakora o Aloo Tikki.

Notas

Trucos y Consejos:

  • Podéis usar azúcar moreno si no podéis conseguir la panela. La cantidad de azúcar o panela la podéis ajustar a vuestro gusto.
  • Como el tamarindo es muy ácido, siempre añado un poco de azúcar blanco para obtener el perfecto dulzor.
  • La textura de la salsa también se puede ajustar añadiendo más agua si la preferís más ligera. Hay que retirarla del fuego cuando esté todavía un poco liquida porque al enfriar se suele quedar un poco más densa.