Pan Naan

¿A quién no le gusta el pan Naan? A mí me vuelve loca. También debo confesar que cuando hago Naan, me encanta experimentar cambiando los ingredientes y la técnica para ver el resultado. La receta de hoy que os presento, creo que es una de las mejores que he probado. Es perfecta tanto en la textura como en el sabor. Suave, esponjoso, sabroso…son tan adictivos que no vais a parar hasta terminarlos😊, Además, os vais a sorprender de lo rápido y fácil que es hacer esta receta de Naan en la sartén.

¿Qué es pan Naan?

Dentro de todas las variedades de pan plano asiático, pan Naan es uno de los más populares mundialmente. Naan viene de la palabra persa «non», que se refiere al pan. Su origen fue probablemente en la India desde la llegada de la levadura desde Egipto. Durante la época mogol, el Naan se servía como desayuno en las familias nobles.

En la India no es un pan que se suele preparar en las casas, sin embargo, es muy común encontrarlo en los restaurantes y puestos callejeros. Es debido a que, tradicionalmente se prepara en el horno Tandoor. Es un horno de forma elíptica dónde habitualmente se utiliza carbón vegetal para prender el fuego. La temperatura en este tipo de horno puede alcanzar los 400 ºC. Para preparar los panes, se pegan directamente a la pared del Tandoor y se inflan enseguida debido a la alta temperatura del calor radiante del horno. 

Dentro de las variedades de Naanes los más populares son: Naan de Ajo, Paneer Naan, Keema Naan, Peshwari Naan, Kashmiri Naan etc.

Pan Naan

Notas y consejos para preparar Pan Naan:

-La leche y el yogur son dos ingredientes imprescindibles para esta receta de Naan. En este caso os recomiendo los enteros para conseguir mejores resultados.

-Hay que activar la levadura en agua templada con azúcar (es decir, dejarla reposar hasta que se vuelva espumosa), este paso hace que el Naan sea más esponjoso y suave. También es un excelente paso para asegurarse de que la levadura esté activa.

-Para preparar el Naan de hoy he usado la harina normal, creo que funciona perfectamente. La masa la podéis elaborar a mano, o usar una amasadora, o incluso en el Thermomix con la velocidad espiga.

-Es importante estirar la masa del Naan bastante fina. No debe superar más de 2mm de grosor. Porque cuando los cocinamos en la sartén, se van a inflar aumentando el volumen. Si la masa es demasiado gruesa, será densa y pesada, en lugar de esponjosa y ligera.

-La mantequilla, sí, también es importante. Untar la masa del Naan con mantequilla antes de cocinarlo es la clave para conseguir un Naan dorado.

-Una sartén de hierro fundido realmente marca la diferencia a la hora de cocinar un Naan perfecto. Las sartenes de hierro fundido mantienen la temperatura alta durante mucho rato, eso hace que salgan unos Naanes con estos bordes dorados y las burbujas en la superficie. Si no la tenéis yo os recomiendo una sartén con fondo grueso.

-El pan Naan se sirve con la mantequilla derretida pintada por encima. La receta de hoy lleva una mezcla de mantequilla derretida infusionada con ajo y cilantro picado. Esta mezcla untada sobre los Naanes recién hechos es una verdadera gozada. Así que os recomiendo no saltar este paso:)

¿Con qué servir el pan Naan?

Yo diría casi con todo. Los podéis servir con Pollo Tikka Masala, Dal Makhni, Butter Chicken, Paneer Tikka o como un Wrap, rellenándolos con Pollo Tandoori o Pollo Tikka junto con la salsa de yogur (Raita).

¿Mi favorito? Recién salido de la sartén untado con esta mantequilla infusionada de ajo y cilantro, creo que no hace falta añadir nada más….

¿Se puede guardar para luego?

Sí, se puede guardar, aunque son tan buenos que no os va a sobrar😊

Los podéis guardar cuando estén completamente fríos metiéndolos en un recipiente bien tapado o en una bolsa con cierre zip. Podéis dejarlos en temperatura ambiente por un día.

Debéis guardarlos sin untar con la mantequilla derretida. Cuando queráis consumirlos solamente calentar unos segundos en el microondas y después pintarlos con la mantequilla derretida.

Pan Naan

 Ingredientes

  • 300 g de harina (para todo uso)
  • Una cucharadita de sal
  • Media cucharadita de levadura química
  • Tres cucharadas soperas de yogur natural
  • 80 ml de leche entera tibia (aproximadamente)
  • 60ml de agua templada
  • Dos cucharaditas de levadura seca de panadería activa
  • Una cucharada sopera de azúcar
  • 30g de mantequilla derretida para pintar el Naan
  • Dos-tres dientes de ajo muy bien picados
  • Cuatro-cinco ramitas de cilantro muy bien picadas

 

Elaboración:

-En un bol ponemos 60ml de agua templada. Agregamos la levadura seca de panadería activa y el azúcar. Mezclamos y dejamos reposar durante 5-10 minutos o hasta que esté espumoso.

-En un recipiente grande ponemos la harina, levadura química, la sal y el yogur. Añadimos la mezcla de levadura seca que hemos preparado arriba.

-Poco a poco vamos añadiendo la leche tibia y vamos amasando.

-Amasamos formando una bola de masa homogénea y suave. Si os queda un poco dura podéis añadir un poquito más de leche. Tenemos que conseguir una masa blanda pero manejable. En este proceso ponemos un poco de aceite en la palma de la mano como ayuda.

-Cubrimos la masa con el papel film y la mantenemos en un lugar cálido durante aproximadamente 2-3 horas o hasta que doble su volumen.

-Dividimos la masa en porciones pequeñas y formamos unas bolitas. Suelen salir 8 bolitas aproximadamente. Las dejamos tapadas con un paño de cocina mientras trabajamos.

-Antes de estirar la masa, en un cuenco derretimos un poquito de mantequilla. Ponemos la sartén al fuego medio-alto. Si usáis una de hierro fundido debéis untarla con una fina capa de aceite con un papel de cocina.

-Estiramos la masa con un rodillo dándole una forma redonda de unos 20cm de diámetro y 1,5 – 2mm de grosor. Podemos espolvorear un poquito de harina si se nos pega abajo.

-Pintamos con un poquito de mantequilla derretida por encima (pero tiene que ser muy poca cantidad) y lo colocamos en la sartén por el lado untado de mantequilla hacia abajo.

-Esperamos hasta que se formen pequeñas burbujas. Suelen tardar unos 45-50 segundos. Le damos una pincelada de mantequilla también a este lado.

-Cuando salgan muchas burbujas, le damos la vuelta y cocinamos por el otro lado hasta quede dorado.

-Retiramos y lo tapamos con un trapo mientras vamos haciendo el resto.

-Ponemos una sartén al fuego. Agregamos dos trozos de mantequilla y la dejamos derretir. Añadimos los ajos picados y salteamos unos segundos. 

-Incorporamos el cilantro picado y mezclamos. Untamos los Naanes con esta mezcla de mantequilla, ajo y cilantro.

-Los servimos caliente acompañado con cualquier plato de curry.

Pan Naan

Si preparáis esta receta de Naan, no olvidéis de dejarme un comentario o calificar esta receta. Me encanta leer vuestros comentarios y vuestras opiniones para mejorar mis recetas. Y, ¡no olvidéis de etiquetarme también en Instagram! ¡Mirar las fotos de las recetas que todos habéis hecho es lo que más me gusta!

¿Alguna duda? Pregúntame en la sección de comentarios.

Buttery Garlic Naan Bread

Pan Naan

Tiempo de preparación 30 min
Tiempo de cocción 20 min
Reposo 2 h
Tiempo total 2 h 50 min
Cocina India
Raciones 4
Calorías 260 kcal

Ingredientes
  

  • 300 g de harina (para todo uso)
  • Una cucharadita de sal
  • Media cucharadita de levadura química
  • Tres cucharadas soperas de yogur natural
  • 80 ml de leche entera tibia (aproximadamente)
  • 60ml de agua templada
  • Dos cucharaditas de levadura seca de panadería activa
  • Una cucharada sopera de azúcar
  • 30g de mantequilla derretida para pintar el Naan
  • Dos-tres dientes de ajo muy bien picados
  • Cuatro-cinco ramitas de cilantro muy bien picadas

Elaboración paso a paso
 

  • En un bol ponemos 60ml de agua templada. Agregamos la levadura seca de panadería activa y el azúcar. Mezclamos y dejamos reposar durante 5-10 minutos o hasta que esté espumoso.
  • En un recipiente grande ponemos la harina, levadura química, la sal y el yogur. Añadimos la mezcla de levadura seca que hemos preparado arriba.
  • Poco a poco vamos añadiendo la leche tibia y vamos amasando.
  • Amasamos formando una bola de masa homogénea y suave. Si os queda un poco dura podéis añadir un poquito más de leche. Tenemos que conseguir una masa blanda pero manejable. En este proceso ponemos un poco de aceite en la palma de la mano como ayuda.
  • Cubrimos la masa con el papel film y la mantenemos en un lugar cálido durante aproximadamente 2-3 horas o hasta que doble su volumen.
  • Dividimos la masa en porciones pequeñas y formamos unas bolitas. Suelen salir 8 bolitas aproximadamente. Las dejamos tapadas con un paño de cocina mientras trabajamos.
  • Antes de estirar la masa, en un cuenco derretimos un poquito de mantequilla. Ponemos la sartén al fuego medio-alto. Si usáis una de hierro fundido debéis untarla con una fina capa de aceite con un papel de cocina.
  • Estiramos la masa con un rodillo dándole una forma redonda de unos 20cm de diámetro y 1,5 - 2mm de grosor. Podemos espolvorear un poquito de harina si se nos pega abajo.
  • Pintamos con un poquito de mantequilla derretida por encima (pero tiene que ser muy poca cantidad) y lo colocamos en la sartén por el lado untado de mantequilla hacia abajo.
  • Esperamos hasta que se formen pequeñas burbujas. Suelen tardar unos 45-50 segundos. Le damos una pincelada de mantequilla también a este lado.
  • Cuando salgan muchas burbujas, le damos la vuelta y cocinamos por el otro lado hasta quede dorado.
  • Retiramos y lo tapamos con un trapo mientras vamos haciendo el resto.
  • Ponemos una sartén al fuego. Agregamos dos trozos de mantequilla y la dejamos derretir. Añadimos los ajos picados y salteamos unos segundos. Incorporamos el cilantro picado, mezclamos.
  • Servimos el Naan caliente untando con esta mezcla de mantequilla, ajo y cilantro.

Notas

Trucos y Consejos:

  • La leche y el yogur son dos ingredientes imprescindibles para esta receta de Naan. En este caso os recomiendo los enteros para conseguir mejores resultados.
  • Es importante estirar la masa del Naan bastante fina. No debe superar más de 2mm de grosor. Porque cuando los cocinamos en la sartén, se van a inflar aumentando el volumen. Si la masa es demasiado gruesa, será densa y pesada, en lugar de esponjosa y ligera.
  • La mantequilla que hemos usado para cocinar los Naanes, podéis sustituir por el aceite. Aunque la mantequilla le da un color dorado bonito.
  • Una sartén de hierro fundido realmente marca la diferencia a la hora de cocinar un Naan perfecto. Las sartenes de hierro fundido mantienen la temperatura alta durante mucho rato, eso hace que salgan unos Naanes con estos bordes dorados y las burbujas en la superficie. Si no la tenéis yo os recomiendo una sartén con fondo grueso.
 

Deja un comentario

Recipe Rating




Responsable » Anamika Das Das (servidora)
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de SpiceandColour.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00